Inicio Quién soy Artículos Boletín Literatura Contacto
libro, mujer esa desconocida
Esta medida se agot ayer
 

Comentarios sobre el libro:

Esta nueva obra de Silvia Fantozzi, psicóloga y escritora, nació, como casi todo, con tres o cuatro preguntas: ¿por qué papá tiene siempre las camisas planchadas y nunca plancha? ¿Siempre fue así? ¿Por qué pensamos lo que pensamos? O ¿por qué papá nunca se preocupa si hay jabón o azúcar? Y detrás de estas inocencias domésticas, la otra, la fatal: ¿Y si Dios no existe?
El molde de la realidad que parece forjado por cíclopes, que Silvia Fantozzi sospecha enanos, ha creado un mundo desigual. Del catecismoo de Sigmund Freud como nuevo dios de la mente que instaló un modo inédito de pensarnos y a través de una relectura novedosa de “Tótem y tabú”, la autora indaga, con la intuición despierta y la objetividad libre de las supersticiones contemporáneas, el camino hacia atrás que explica cómo y dónde llegamos hoy. Para traernos de nuevo al presente, librándonos del lastre de algunos evidentes errores del pasado. Lo sagrado, el padre, animismo y magia, fetichismos, la iglesia, los sentimientos, la re-ligión, tiempo y espacio, la familia ideal, las drogas, la pureza.
Recogiendo las semillas de la historia que se volvieron piedras, tensa el arco y asesta un formidable ataque a esas instituciones sociales que veneramos aunque nos haga desdichados.
Nos pregunta, por ejemplo, si hay una diferencia de fondo entre la veneración de los antiguos egipcios por sus animales y la convivencia de las personas con sus mascotas en este tercer milenio.

En el capítulo IV “Religión y capital” pone al desnudo esa verdadera religión sin lo sagrado que es el lucro como maestro de la vida propuesta por el liberalismo suicida.
No se exhibe doctorescamente, avanza como un diálogo consigo misma con cruda sinceridad. Citas, referencias, bibliografía y otras incomodidades se quedan en el desván.
Silvia Fantozzi no busca salvar a nada ni a nadie. Busca, como cualquier intelectual honesto, descorrer la oscuridad que el derrumbe de la civilización va dejando en el camino. Si esos escombros nos sirven para reconstruir, tanto mejor.

Alejandro Bovino Maciel

 


Ubicación:
Villa Crespo (C.A.B.A.)
inicio | quién soy | artículos | el libro | boletín | literatura | redes profesionales | contacto

.:: Diseño web: Zaikoms