El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Newsletters de psicología

Para suscribirte al boletin Mujer&Psicología de manera gratuita hacé click acá y completá tus datos.

 

ISSN 1853-2926

El amor según Holliwood
Publicado el lunes 26 de septiembre de 2011 a las 23:10

   El amor según Hollywood

Existen cinco (five) escenas en  todas las películas de Hollywood que significan si una pareja es una “verdadera relation”. Posta que están enamorados y el amor anda sobre rieles.

1) Ellos caminan de la mano por la playa o en el parque con nieve. Atardecer de fondo y una especie de túnica en la dama mejoran el idilio.

2) Ellos toman vino tinto en unas copas enormes, sentados en el suelo de espaldas a una chimenea o en una mesa con velas.

3) Ellos se bañan juntos y se divierten entre espumas.

4) Ellos cocinan juntos, generalmente ponen espaguetis en una olla, más grande que la cantidad de comensales, y cortan tomates y pimientos en una tabla mientras toman vino (blanco, en este caso y en una copita que parece de champán).

5) Ellos arremeten contra una pared o en el ascensor, se arrancan la ropa y se miran casi con odio como si fueran vándalos que te asaltan en fuerte apache o, mejor dicho, en el Bronx. Siguen rasgándose las vestiduras hasta que Ella termina sentada sobre Él  acostado en la cama boca arriba y ponen caras de que les duele algo. (Ella acaba una sola vez y al mismo tiempo que Él).

Existen otras menos importantes que cada quien recordará como el sumun de la felicidad, regalarse pelotudeces, escribir en el espejo, dejar notitas, relojearse en una casa de antigüedades o en un museo, ir de compras en el barrio chino. Las otras que nombré (las five) son in-fal-ta-bles y excluyentes, señalan una relación “seria”, hay que atravesarlas sí o sí.

Bien,  quiero hacer una pasada y después arremangarnos para lo que nos toca.

Playas, nieve, se cambian con donaire por soretes de perro en el pasto, mosquitos y riesgo de ser “víctimas de la inseguridad” como dicen las noticias. O alguien grita en medio del clima soñado “¡Doña! ¡¿Me dá un cigarrillo?!”

Como chimenea no tengo, con las velas me entretengo. La copa grande y el vino se pueden conseguir, con la cantidad de bodegas existentes no es un problema. Puede dar acidez, o en otros casos, la borrachera hace que no salgan las cosas tan bien como en la peli o no se recuerde al otro día tan memorable evento.

Bañarse juntos: en invierno, si la ducha no es muy potente, es decir si hay un chorrito miserable espanta el romanticismo y arruga todo, no sé si me explico. En verano se evita el enfriamiento pero…  la cantidad de productos que habitualmente se usa para el pelo lacio o el rulo formado, las cremas y etc. deben ser olvidados junto con los rituales que cada uno tiene en momentos tan privados.

Lo peor es enterarse de manías personales con otro. Alguien mira con espanto cómo te secás y hasta hoy te parecía la cosa más natural del mundo. O pescarlo en algo, que a todas luces es medio rarito.

Lo más difícil es el desnudamiento compulsivo tipo violación, cierres que no abren, botones rebeldes o, de pronto, Él se queda sólo con las medias, ridículo, un remedo de galán que descorazona un poco.

Dejé para lo último lo de cocinar juntos para iniciar con esta “escena” nuestro análisis.

Suponte que no te gusta entrar a la cocina ni a palos o que ni en pedo (literalmente, no olvidemos la copita de vino blanco) querés que nadie meta mano en tu comida, receta de la abuela. O que estés reventada y más bien tengas ganas de salir y ser atendida. O que alguno de los dos requiera ingredientes que el otro no escuchó nombrar, artefactos como el rallador de jengibre, por ejemplo, colocan a los enamorados en desventaja, (se siente un pelotudo bah). Seguro que el/la ex tenía…

Suponte que se salvaron todos estos obstáculos dignamente, peeero en la cocina te quedó un despelote infernal y tenés que lavar sí o sí porque a la cena romántica le sucede cronológicamente el desayuno romántico, con tostadas, jugo y maquillaje. Ay! Me cansé de sólo contarlo. En Hollywood los platos se tiran, la puta madre. La mugre de la comida, en el cine, es ventilada por marginales que viven en un remolque, gente que sufre, caramba. Jamás la veremos en las vidas de dos que se quieren realmente.

 

Encarcelados, capturados por las imágenes del GRAN CINE de todos los tiempos, hombres y mujeres debemos cumplir con algunas para respetarnos como tales.

Sí mis queridas, Ellos (de todas las edades y ocupaciones) también vieron las películas y le ponen voluntad al asunto. Ojo, que aunque no se deslumbren con alguna, cosa que dudo, cada quién recrea en su cabeza la escena de la felicidad total y hay que alcanzarla o no es amor auténtico.

 

¿Qué podría manifestarse en una simple mortal? (Y es causa de profundos daños espirituales):

a)    Si lo hace y no me gusta = soy anormal.

b)    Si no lo hace = no somos una pareja verdadera, original, como todas las otras.

Una posdata, ¿cuántos locos sueltos son habilitados, se presentan como potables, por el sólo hecho de repetir las escenas?

 

Creo que cualquier experiencia entredos es un punto de llegada, se construye con confianza y tiempo, con ritos propios que aparecen por casualidad en cada relación. Repito: La intimidad es un punto de llegada, las escenas fuerzan lo íntimo, primero “hago la escena” y entonces, después, como consecuencia estaremos más unidos. Mentira, caperucita con nariz de Pinocho, es al revés primero se hacen los cimientos y después la casa. Y, tal vez, algún día o nunca cocinarán juntos o cualquier otra cosa. Las pictures de-limitan, controlan la espontaneidad e impiden el susto de lo nuevo.

 

Como regalo quiero aproximar un fragmento de Rilke que conmueve, especialmente si te identificás con la opción a).

El autor describe en forma excepcional el esfuerzo que hace una criatura el día de su cumpleaños “se levantaba uno con la conciencia de un derecho a la alegría” debe fingir curiosidad, sorpresa, disimular fallas del regalo, hacerle fácil ese día a los otros… “engañarles para evitarles la vergüenza”. Y aquí viene el fragmento:

 Por lo demás todo esto lo hacía uno a voluntad, incluso sin poseer dotes especiales. Cuando se necesitaba talento era cuando alguien se había molestado y traía –desbordante de impaciencia y jovialidad– una alegría, y se veía ya desde lejos que esta alegría lo hubiera sido para otra persona distinta, que era una alegría por completo extraña; tan extraña, que ni siquiera se sabía a quién le hubiera podido convenir.

Cualquier pasticho proveniente del Hollywood’s love es siempre ajena, tan ajena que una no sabe a quién podría servirle.

 

 

 





Comentarios de este boletín: (click acá para comentar)


Escriba las dos palabras que ve en la imagen:

Ia dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
GUAU, impactante, la pura verdad, aunque una hace de cuenta que no, siempre aparecen esas malditas imágenes recordándonos lo inútiles, feas y tristes que somos al lado de esas maravillosas parejas... jaja, gracias por hacernos ver lo absurdas que son las imágenes que nos metieron en la cabeza! Besos.
Le. dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
Me dejaste con ganas de seguir riéndome de mi misma!! Fundamental, mi querido watson: (y nos lo decís en todos los boletines)
"X" = no soy “normal” Es una conclusión a la q nunca tenemos q llegar! Gracias Sil! Lloré de la risa (lit)
D dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
Desopilante este número! Me maté de risa!, pero te olvidaste de mencionar las fantasías con los CAMIONEROS!! jaja! besos
La. dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
Nos marketinearon la espontaneidad! Es muuuuy serio... si no das el phisique du rol no das la escena, si no das la escena no llegaste en la vida, ergo, no existís, no-nada! A quién vemos cuando nos vemos? La modelo, los modelos o nosotros mismos? This is the question! El carozo de la alienación! Nos han tomado por monitos de laboratorio. Siga avivando a la gilada que así nunca va a conseguir sponsor!
Mica dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
QUE BUEN BOLETIN, justo para mentes cosmopolitan. Por qué venimos con ese chip en la cabeza? no hace más que frustrarnos en el camino! Miro esas pelis y pienso...qué mierda estoy haciendo en este pueblo y no estoy en L. A o en Manhattan conociendo a "el hombre perfecto"? bla bla bla...caca. Con el tiempo podemos tomar conciencia de que una cosa (pelis, libros, revistas) es una cosa y otra cosa es la vida en 3D(la posta, posta. Aparte, siempre el foco esta en el otro, como si nosotras fuésemos Angelina Jolie o Sara J. Parker (que también son de mentirita). Besos!
A dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
Encontrarse en medio de una escena de esas sin haberlo planeado es espectacular, sentirse en medio de la película sin haber participado de la producción. Un beso enorme.

F dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
Brujis! Me gustó, me parece te quedó en el bolsillo la tesis sobre las mujeres de esas películas, que hacen las escenas aún más irreproducibles aunque el baño salga bien, la comida fabulosa, los platos se laven solos, acaben juntos bien y coordinados... Hoy me hice el desayuno y me lo vine a comer frente a la compu porque vi tu mail... da gusto leerte, porque escribís para alguien como yo.
Me dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
Dos cosas:1- ¿dónde consigo rallador de jengibre?
2- cine de Hollywood: Los dos hablan y hablan toda la película, en la primera, deciden no verse más, una pelotudez. Se encuentran 10 años después y también, hablan, hablan. (Ningún hombre que hable y hable me interesa más de 3 minutos)...Ethan, vení.
Mir dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
Me causó mucha gracia lo del tipo que se queda sólo en medias. No hay nada más ridículo...O vestido o desnudo. Nunca con medias. Eso es a medias. Besos

Anterior1Siguiente

mostrando comentarios 1 a 9 de un total de 9

 

Política de privacidad: las direcciones de e-mail obtenidas a partir de una consulta por la Web o de la suscripción de nuestro Newsletter no serán jamás comercializadas ni cedidas bajo ningún concepto.

El material publicado tiene el propósito de brindar información sin que ello implique responsabilidad sobre la misma. La lectura del sitio no constituye consejo profesional ni crea relación alguna de asistencia. Quien accede a recibir voluntariamente este Newsletter acepta que toda la información del mismo, errores u omisiones en los que pueda incurrir no podrán ser utilizados como base de ningún reclamo, demanda o causa de acción legal.

Si Ud. desea publicar alguno de estos artículos, por favor solicitar autorización.

Listado de boletines:
- Tomar pastillas
- Madres suficientemente malas
- El infierno de las citas
- La crítica
- El rencor
- El miedo
- Cambiar
- La culpa se elabora
- Decir la verdad
- Contracuento
- Lo que se echó a perder
- Soltar
- Adicciones
- Tips para Comenzar
- La Felicidad
- Sabiduría
- Injusticias
- Amistad
- Autoestima
- Saber hacer
- Paciencia
- Volver a empezar
- Carnaval
- Felicidades
- Cuidados Sospechosos
- Identidad Sexual
- Comprar todo hecho
- Los Niños
- Nuevas Enfermedades
- Complejo de Evita
- Cómo quedarse sola(o) para siempre
- Celos, lloros y samaritanismos
- Futurológicas
- Balance
- La Neura
- Por qué? Por qué?
- Mandato o elección??
- Sobre el dolor
- Instantaneidad
- Querés cambiarlo?
- Conocer Gentes
- El Peso
- Cultivar el Ocio
- Gozadumbres
- Estar en Barbecho
- El Bajón
- Bajá un cambio
- Maldita Tecnología II
- Maldita Tecnología
- El amor según Holliwood
- El Silencio
- Cansa estar alerta
- Cómo manejar el dinero
- Fondo duro, trato amable
- La Alimentación
- Cuidar el cuerpo
- 4 cosas para el buen vivir
- Las Lolas
- Los Celos
- Incertidumbres
- La curiosidad
- Lo femenino
- Origen del sufrir
- El Stress
- Vivir Disociadas
- En qué invertir?
- Fin de Año
- Envejecer?
- La Fruncida
- Si te gusta, cuidalo
- Elegir un tipo particular
- Padres que envejecen
- Cuando él se aleja
- Me siento mal
- A quiénes me dirijo

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Ubicación:
Coronel Díaz y Cerviño (C.A.B.A.)
inicio | quién soy | artículos | el libro | boletín | literatura | redes profesionales | contacto

.:: Diseño web: Zaikoms