El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Newsletters de psicología

Para suscribirte al boletin Mujer&Psicología de manera gratuita hacé click acá y completá tus datos.

 

ISSN 1853-2926

El Bajón
Publicado el martes 22 de noviembre de 2011 a las 01:05

 
El bajón  
 
Me agarró la depre; tengo un bajón  frases diarias, casi de saludo. Como informar el clima en el ascensor “dicen que va a llover”.
Con la misma frescura de Nadia la metereóloga, que de vez en cuando también acierta, una se provee de diagnósticos para las complejas vicisitudes del alma.
Las ciencias también colaboran con sus pastillitas de colores o terapias rutilantes en el apuro por  etiquetar y hacerdesaparecer síntomas y molestias. Mezcla embriagadora de marketing y abracadabra.
Nada me gustaría más que aliviar el sufrimiento de mis congéneres y de la humanidad toda, como el deseo imposible de que los hijos no sufran nunca, nada.
 Peeero, parece excelente calmante darle cabida a esos desgraciados estados (sanos ynormales) que colaboran para hacernos personas.
 
Sorry con esquiusmi, no todo  bajón  es psicologizable (o psiquiatrizable. En nuestros delicados organismos las hormonas, la glucosa, la presión arterial, las dietas, los tacos altos, las carteras pesadas hacen estragos y provocan sensaciones espantosas que influyen en nuestro desequilibrio natural, el siempre lábil y sensible  ánimo. Después andamos hurgando a la pareja o a la vida para encontrar “la causa”. Igual, los psicologistas a ultranza pueden preguntar: “Mmm, ¿por qué creés que te baja la presión?
 
Entre las causas prudentes de cualquiertodo malestar encontramos el cansancio, por ejemplo. Algunas, llevan una agenda con horarios que cómodamente pueden realizar dos o tres personas y un poco más jóvenes. Antes de intentar una clonación recomiendo revisar esos tiempos incumplibles. Lo peor es que las agendadoras múltiples se defraudan a ellas mismas poniéndose en último lugar. El cansancio en su círculo siniestro no permite distinguir, por un destrozo de las neuronas piolas, lo urgente de lo importante; las ganas de las obligaciones; el interés del deber ser.
 
Con el combo anterior a cuestas, es difícil arrimarse ni siquiera por asomo a otros estados, más analizables (para psicologistas briosos) pero poco “enfermos”.
 
Desganos; Desesperanza; Desesperación; Aburrimiento; Desamparo; Pesimismo; Falta de entusiasmo. Quizás, cada uno  se “el” tema de boletines de invierno. Me percato de que esta literatura no es música para tu piel de verano muchacha, (título de un programa de radio del siglo pasado)  pero nunca te prometí un jardín de rosas (película igual de añeja).
 
Voy a arrimar sólo dos ideas mínimas. (La falsa modestia no existe, dice un amigo).
Aunque estas dos ideas no son de mucha ayuda, en realidad, propongo lo que no hay que hacernunca.
 
Intentar salir
Tolerar el estado acorta los tiempos, pero no me refiero a una estrategia, propongo aceptar lo que sucede como parte de un proceso que, incluso, puede cobijar.
Supongamos que una persona atraviesa un duelo o le agregaron el trabajo de otros. Y supongamos que,  inocentemente, pretenda seguir con su vida como era. Antes de multiplicarse en el laburo; antes del dolor; antes de que nazca el hijo o afronte una mudanza. Vivir como si nada hubiera pasado ¿no es loco? Hay un elefante en esta habitación y se hace  de cuenta que no.
Es la mentalidad de la chica aspirinex, hace de todo como si fuera otra persona, varias personas; mejor: otras personas.
Procurar salir del estado es una falta de cuidado extrema. Ahora toca atender-se y buscar protección en lugares adecuados. Quiero decir, ni intentes darle lástima a tu jefe hijo de puta. Tampoco pruebes salir del sartén saltando a la hornalla, gastando fortunas que después te dejan más desolada y empobrecida.
 
A veces el sentimiento es pasajero e incomprensible. No pasó nada que amerite sentirte como una pizza bajo la lluvia (la metáfora no es mía pero me encanta). Fugaz pero brutal desamparo que provoca ansiosas emergencias: caer en la guardia de un Shopping; metejón con el taxista; adoptar un perro callejero, un malvón o lo que sea.
 
 
Buscar la causa
Es la tentación de la vida. Algo así como si dijéramos “si averiguo por qué me pasa, me dejará de pasar”. Un “sana, sana, colita de rana” mental, por no decir pajero.
Siempre me pregunté, si es producto de una difusión (más bien difamación) del circoanálisis esta obsesión por buscar el origen, el sentido, un recuerdo rancio.
Tiene dos problemas uno es que caemos de culo en la más remota estratósfera del pensamiento abstracto, cuando en realidad el estado siempre pide  cuerpo. Es como cantarle a un bebé hambriento. No vas a tener suerte, aunque sea romántico.
El otro, es que “agrega dolor al dolor”. Recurro a la complicidad de lectoras y lectores para comprender la vastedad de esta frase que jamás  termino de descular. Es de Nietzsche, intuyo que encierra verdad. Nos arrastra  a la búsqueda de Culpables, a La Culpa y al Castigo. ¡GLUP! ¡GUAU! ¡ETC!
 
Continuará…
 




Comentarios de este boletín: (click acá para comentar)


Escriba las dos palabras que ve en la imagen:

S. F. dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
Gracias chicas por los comentarios. la expresión "circo Análisis" no es de mi invención sino de un maravilloso escritor correntino Velmiro Ayala Gauna http://tinyurl.com/7wg67j , figura en su cuento El psícoanálisis del libro Por el Alto Paraná.
Socorro Martinez dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
Gracias Silvia yo estoy pasando por algo similar y me a ayudado mucho espero con ansia la continuación te mando un fuerte abrazo
Nora dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
Me encantó Silvia, cuánto de cierto hay en lo que escribiste!
Me encantaría creer y apostar más en mi propio cobijo y dejarme tranquila, aceptando lo que siento
Con más paz para atravesarlo. Porque la realidad es que pasa, un poquito más tarde o más temprano, pero pasa.
Te mando un beso y gracias!
Merce dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
Adoptar un malvón (chiquito) no es mala idea.
Mirta dijo: el lunes 30 de noviembre de -0001 a las 00:00
O sea que hay bajones que no necesariamente son pal diván ni pal Aropax.
Simplemente hay que transitarlos.
Eso de buscar la causa, como solución mágica, es lo que nos inocularon los circo-analistas, como tan bien decís.
"Sigo haciéndome pis encima, sólo que ahora sé por qué".
Me encantó la frase de salir corriendo a la guardia del shopping...ja,ja,ja...

Anterior1Siguiente

mostrando comentarios 1 a 5 de un total de 5

 

Política de privacidad: las direcciones de e-mail obtenidas a partir de una consulta por la Web o de la suscripción de nuestro Newsletter no serán jamás comercializadas ni cedidas bajo ningún concepto.

El material publicado tiene el propósito de brindar información sin que ello implique responsabilidad sobre la misma. La lectura del sitio no constituye consejo profesional ni crea relación alguna de asistencia. Quien accede a recibir voluntariamente este Newsletter acepta que toda la información del mismo, errores u omisiones en los que pueda incurrir no podrán ser utilizados como base de ningún reclamo, demanda o causa de acción legal.

Si Ud. desea publicar alguno de estos artículos, por favor solicitar autorización.

Listado de boletines:
- Tomar pastillas
- Madres suficientemente malas
- El infierno de las citas
- La crítica
- El rencor
- El miedo
- Cambiar
- La culpa se elabora
- Decir la verdad
- Contracuento
- Lo que se echó a perder
- Soltar
- Adicciones
- Tips para Comenzar
- La Felicidad
- Sabiduría
- Injusticias
- Amistad
- Autoestima
- Saber hacer
- Paciencia
- Volver a empezar
- Carnaval
- Felicidades
- Cuidados Sospechosos
- Identidad Sexual
- Comprar todo hecho
- Los Niños
- Nuevas Enfermedades
- Complejo de Evita
- Cómo quedarse sola(o) para siempre
- Celos, lloros y samaritanismos
- Futurológicas
- Balance
- La Neura
- Por qué? Por qué?
- Mandato o elección??
- Sobre el dolor
- Instantaneidad
- Querés cambiarlo?
- Conocer Gentes
- El Peso
- Cultivar el Ocio
- Gozadumbres
- Estar en Barbecho
- El Bajón
- Bajá un cambio
- Maldita Tecnología II
- Maldita Tecnología
- El amor según Holliwood
- El Silencio
- Cansa estar alerta
- Cómo manejar el dinero
- Fondo duro, trato amable
- La Alimentación
- Cuidar el cuerpo
- 4 cosas para el buen vivir
- Las Lolas
- Los Celos
- Incertidumbres
- La curiosidad
- Lo femenino
- Origen del sufrir
- El Stress
- Vivir Disociadas
- En qué invertir?
- Fin de Año
- Envejecer?
- La Fruncida
- Si te gusta, cuidalo
- Elegir un tipo particular
- Padres que envejecen
- Cuando él se aleja
- Me siento mal
- A quiénes me dirijo

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Ubicación:
Coronel Díaz y Cerviño (C.A.B.A.)
inicio | quién soy | artículos | el libro | boletín | literatura | redes profesionales | contacto

.:: Diseño web: Zaikoms