El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Newsletters de psicología

Para suscribirte al boletin Mujer&Psicología de manera gratuita hacé click acá y completá tus datos.

 

ISSN 1853-2926

Cómo quedarse sola(o) para siempre
Publicado el lunes 20 de mayo de 2013 a las 22:46

Hola, recibí de una querida lectora un texto que quiero compartir http://tinyurl.com/bn7232f . Casualmente, tiene profunda afinidad con el tema de hoy. 

CÓMO QUEDARSE SOLA (O) PARA SIEMPRE

 

 El siguiente es un decálogo para personas que creen que probaron todo en su lucha contra la compañía.
No amiga, aunque consideres que ya hiciste  lo posible y entre otras cosas:

 

·        Criticaste a la santa madre, al trabajo, sus amistades, la carrera, el auto y la marca del desodorante…

 

·        Pusiste cara de orto o llorás por algo cada vez que se dió la ocasión.

 

·        No olvidás ninguna ofensa pava o importante con el mismo fervor y, por supuesto, no permitís que pase al olvido. Te regodeás  en la nana con ese placer molestoso de quien se rasca una picadura.

 

·        Insistís en preguntar impropiedades (tema de otro boletín, las preguntas que no hay que hacer).

 

·        Rebuscas en sus pertenencias tecnológicas motivos de desamor.

 

·        Elegís personas que no pueden sostener ni una pluma.

 

·        La lista puede continuar pero quiero conservar suscripciones.

Un texto Hindú, milenario, el famoso Kamasutra también enumera las maneras de hacerse abandonar.

Ellos deben:

 

·        Darle menos de lo que la mujer necesita. (En todo).
·        Anunciar una cosa y hacer otra.
·        Tenerla pendiente de sus promesas y olvidarlas.
·        Hay más.

 

Ellas:

 

·        Hablarle de asuntos que él no conoce.
·        No mostrar admiración y abatir su orgullo.
·        Dar pruebas de su desdén hacia él en diferentes situaciones, especialmente ya sabemos dónde, (es el Kamasutra, gente).
·        También hay más.

 

 Aparte de estos consejos, existe un arma secreta usada con exceso y disimulo: chequear cada apronte con las amigas, nuestra famosa barra brava femenina.

 

 Ahondar qué piensa la hinchada de cada gesto, zapato o menú elegido desde la primera conversación, anque intimidades.
Una vez que lo hayas hecho concienzudamente, ya no hace falta que les preguntes, basta con imaginarte qué pensaría cada una, en fila en cualquiertodo momento de tu salida. Te las tragaste, las llevas dentro.

 

A una le parecerá ridículo el vestuario, a otra la conversación, a otra si manda mensajitos o cómo se corta el pelo.

 

El ridículo es la forma más cruel de desestimar a alguien. Ningún archivo resiste a la voraz destrucción de la burla cercana al desprecio.

 

Te bancás salir con alguien malo, pero bien vestido, caramba. Podés tunear un cacho al aspirante (que tire esa campera amarillo huevo; que se corte la rasta o se deje el bigote) o defenderlo de muchas y graves  acusaciones pero no podrás resistir al vandalismo de que te imagines que se rían de un rasgo de su persona.

 

Como dije es la forma más cruel, porque mata, impide, paraliza, inmoviliza. Destruye cualquier acción positiva. Exime de arremangarse, provoca huidas, excusas, derrumbes y catástrofes. Tan inocente, dicho con jajaj revoloteador  es mil veces más letal que el enfrentamiento.

 

La oposición simple, “este pibe me cae mal”, el odio llano, “no me lo banco porque es de Boca” o la malicia expuesta “me da envidia que estés con un flaco y yo sola como un hongo”: permiten confrontar, “a mí que carajo me importa tu opinión”; defenderse, “bueno,  será de Boca, pero no es fanático”; y/o  rajarse silbando bajito y por la sombra. Siempre es preferible tener amigas cómplices de cualquier malaventura que las “sinceras” que se la pasan escupiéndote la sopa.

 

 Así que muchacha, si quieres quedarte sola para siempre, no imites al capo de Ulises que se ató al mástil y les tapó los oídos con cera a sus marineros para no caer en el canto de las sirenas, regálale tus oídos y quédate escuchándolas por siempre jamás como alivio de tu vejez prematura y potencial;  no vayas a Ítaca un pito y continúa siendo víctima de la espera de lo mejor, como  escribían los docentes  de antaño, con perfecta caligrafía: “Sigue así, para orgullo de tus padres, tutores o encargados  y maestros”.

 

 Anywaysss, no creo que este temor sea privativo de un sexo, a los sujetos  les carcome que la “elegida”  sea aceptada por  la hermana, la madre, el viejo… y los amigos. Que no parezca sacada de un strepteadero, que tenga sus buenas lolas  pero que muestre  justo hasta ahí.
Que parezca buena como Heidi, pero que tenga iniciativa, garra;  que sea espontánea pero que no meta mucho la pata; trabajadora  pero  incansable y disponible.
 
Si justo la de él es la copada, no jode, deja vivir; sucede un extraño fenómeno: en la rueda de amigos se siente que “no es del palo”, porque no tiene de qué quejarse cuando compiten por quién es el más perjudicado. “No me deja jugar al fútbol”; “Manda mensajes todo el día”; “Rompe las pelotas con la vacaciones”; “¡Está loca, la pone celosa  mi supervisora!”; “Estoy harto del yogur y la mila de soja!!!”
Y ahí, aunque se ría con los otros de la desgracia ajena, arrime un comentario o ponga caras, no tiene nada en común con sus entrañables camaradas!  Desubicado, como celular en el teatro, piensa en secreto: más vale mina jodida que vivir sin compañía. O inventa alguna molestia de cartón que igual lo deja afuera. En gentes de más edad se usa competir en  defenestrar a la mujer de cuerpo presente, corregirle equivocaciones, por ejemplo, cuando cuenta un viaje “No, no era en Perú, era en la frontera de Chile” o mentar a las ex en público.  Eso hermana a la tribu masculina y espanta a las postulantes.

 

Pertenecer a la barra o al tótem tiene su costo.
Pertenecer a qué?, podrías preguntarte en un instante de esa soledad que supiste conseguir, al grupo de  las quejahombres. Al de los que no pueden valorar a nadie porque prefieren quedar bien con los amigos, dejando a su mina en orsai? Bien con qué?
Se hacen los que no eligen, pero eligen no jugarse. Animáte, si sos   tan hombre, a defender a tu dama en público, a cantar sus virtudes al viento en vez de contar siempre como se le quemó la torta, rayó el auto o perdió los chicos en el súper. Y vos, chiquilla o veterana, ¿cuánto coraje se necesita para ponerle  biombo a tus espacios compartidos con otro? Animarse a vivir sin consultar. Probando la ternura que alguien tiene para darte más allá o más acá de la aprobación ajena. 

 

El imperialismo del qué dirán sigue siendo tan importante como hace dos, tres, cuatro siglos, más sofisticado, posmoderno,  permanece sujetando vidas al cardumen de la mediocridad y el malestar. Un sitio repleto de compañía y desconsolado destierro.
Hasta la Próxima!

 

 

 

 




Comentarios de este boletín: (click acá para comentar)


Escriba las dos palabras que ve en la imagen:

Silvia Fantozzi dijo: el miercoles 22 de mayo de 2013 a las 15:01
Muy buena pregunta! sola, es sin hombre? Aprender a estar en compañía, sin buscar un padre que proteja, ni un hijito que se paspa con cualquier cosa. Gracias
Mercedes dijo: el miercoles 22 de mayo de 2013 a las 14:57
Mi mamá (nacida 1913) dijo siempre: "más vale sola que mal acompañada". No es recomendable estar con un HOMBRE que te quema viva, te roba todo y te destruye si le das tanta importancia a su presencia. Si hay ladrones no va a dar su vida por vos: va a salir corriendo. Y si llora porque no puede con la vida hay que secarle las lagrimitas.

El tema del hombre PROTECTOR es un mito. Hay que saber protegerse sola. La soledad (¿de no tener un HOMBRE?) como amenaza me parece un poco pequeño. Como todo, depende del hombre- o mujer- que acompañe.

Cuando descubrí que adoro a mis hijos y los dejo ir por fin (y no me quedo SOLA sino orgullosa de lo que son) y que no me han impresionado en mi larga vida más de 0,1 hombres, estar bien acompañada o meditando me parece mejor que ¡horror! SOLA.
Lau dijo: el miercoles 22 de mayo de 2013 a las 14:53
Qué lindo! Especialmente la última poética parte del cardumen... me-ma-tó. A seguir escribiendo
Mir dijo: el miercoles 22 de mayo de 2013 a las 14:51
Muy bueno. Siempre me hace reír mucho lo de la "barra brava femenina". Que existir, existe...:-) Besos
J. dijo: el miercoles 22 de mayo de 2013 a las 14:49
está muy bueno la felicito
Nombre F. dijo: el miercoles 22 de mayo de 2013 a las 14:47
corrosivo boletín para todos y todas, todavía trato de sacarle con cocacola el acido a mis teclas, mientras me sonrío y agradezco tu sinceridad sin cobertura de azuquitar. Cagarse la vida es más dificil que ser feliz, pero por alguna mierda cosmica nos convencieron de lo inverso. Beso.



Anterior1Siguiente

mostrando comentarios 1 a 6 de un total de 6

 

Política de privacidad: las direcciones de e-mail obtenidas a partir de una consulta por la Web o de la suscripción de nuestro Newsletter no serán jamás comercializadas ni cedidas bajo ningún concepto.

El material publicado tiene el propósito de brindar información sin que ello implique responsabilidad sobre la misma. La lectura del sitio no constituye consejo profesional ni crea relación alguna de asistencia. Quien accede a recibir voluntariamente este Newsletter acepta que toda la información del mismo, errores u omisiones en los que pueda incurrir no podrán ser utilizados como base de ningún reclamo, demanda o causa de acción legal.

Si Ud. desea publicar alguno de estos artículos, por favor solicitar autorización.

Listado de boletines:
- Tomar pastillas
- Madres suficientemente malas
- El infierno de las citas
- La crítica
- El rencor
- El miedo
- Cambiar
- La culpa se elabora
- Decir la verdad
- Contracuento
- Lo que se echó a perder
- Soltar
- Adicciones
- Tips para Comenzar
- La Felicidad
- Sabiduría
- Injusticias
- Amistad
- Autoestima
- Saber hacer
- Paciencia
- Volver a empezar
- Carnaval
- Felicidades
- Cuidados Sospechosos
- Identidad Sexual
- Comprar todo hecho
- Los Niños
- Nuevas Enfermedades
- Complejo de Evita
- Cómo quedarse sola(o) para siempre
- Celos, lloros y samaritanismos
- Futurológicas
- Balance
- La Neura
- Por qué? Por qué?
- Mandato o elección??
- Sobre el dolor
- Instantaneidad
- Querés cambiarlo?
- Conocer Gentes
- El Peso
- Cultivar el Ocio
- Gozadumbres
- Estar en Barbecho
- El Bajón
- Bajá un cambio
- Maldita Tecnología II
- Maldita Tecnología
- El amor según Holliwood
- El Silencio
- Cansa estar alerta
- Cómo manejar el dinero
- Fondo duro, trato amable
- La Alimentación
- Cuidar el cuerpo
- 4 cosas para el buen vivir
- Las Lolas
- Los Celos
- Incertidumbres
- La curiosidad
- Lo femenino
- Origen del sufrir
- El Stress
- Vivir Disociadas
- En qué invertir?
- Fin de Año
- Envejecer?
- La Fruncida
- Si te gusta, cuidalo
- Elegir un tipo particular
- Padres que envejecen
- Cuando él se aleja
- Me siento mal
- A quiénes me dirijo

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Ubicación:
Coronel Díaz y Cerviño (C.A.B.A.)
inicio | quién soy | artículos | el libro | boletín | literatura | redes profesionales | contacto

.:: Diseño web: Zaikoms