El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Newsletters de psicología

Para suscribirte al boletin Mujer&Psicología de manera gratuita hacé click acá y completá tus datos.

 

ISSN 1853-2926

Felicidades
Publicado el viernes 27 de diciembre de 2013 a las 09:52

Felicidades

 

 
En estas fechas andamos repartiendo felicidades en manojos. Una felicidad parece mezquina. Varias y para quien se ponga a nuestro alcance.

 

A veces, eso de desearle muchas felicidades a cierta gente produce un poco de escozor, es preferible decir buenas noches, hasta mañana o “nos vemos” como si nada, aunque sabiendo que no queda muy bien.

 

Nada opaca que el hecho de andar enchufando buenos anhelos y prosperidades a diestra y siniestra infunde entusiasmo. Sonrisas arrancadas a personas que hasta ayer no se les movía una pestaña.

 

Malhumorados anuales, el de la dietética, por ejemplo, que estira su faz en la mueca benigna reservada para fin de año.

 

Y sí, nos guste o no, provoca augurarnos cosas buenas y nos deja como un rocío de bienestar, una tibieza íntima. Podríamos proponer saludarnos así for ever, claro que perdería el gusto. Es clave que suceda una vez cada trescientos sesenta y cinco días. Como si estuviéramos esperando todo el año para saludar a quienes no saludamos nunca, encontrarnos con quienes no nos vemos y pensar qué le gusta a fulano, obsequiar a las personas que colaboran. Cortesías un poco obligadas quizás, pero que, repito, producen salpicaduras de ¿alegría? a quien las produce, casi tanto como quien las recibe.

 

En estos momentos de salutaciones aunque la vida esté jugando una mala pasada, nadie se la agarra con el que saluda contento.

 

Es también época de renovar agenda y algunos audaces establecen un balance mental de como fue el año. Ahí, privadamente, tal vez se cruzan los cablecitos de la vida real y la felicidad, ya no como un dicho al paso sino como algo que puede/debe suceder-me.

 

Sesudas reflexiones no pueden abarcar tan vasto tema como el de la felicidad personal. Esa que no necesita nada, que no se apaga como las lucecitas del arbolito  pero tiene un comportamiento fugaz. No se llena en los shoppings, no acepta sobornos ni engañapichangas. No exige ni reclama reconocimiento. Simplemente se posa en el ser y despliega una sonrisa de ¡Bien, carajo!

 

Existe.

 

Todos y todas pudieron alguna vez saborearla. No hay que perderle el rastro. Aún bajo el agua.

 

Para no irse de este mundo con las manos vacías, como dice Borges:

 

 He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz.

 

 

 

No es fácil conquistar la felicidad en condiciones adversas, pero no todo el mundo es capaz de disfrutar las mejores circunstancias. Es afortunado quien soporta la adversidad que los dioses disponen (no tienen luz pero no por eso pone en huelga su vida ni la risa) o justo no está en el lugar de la calamidad. Pero puede no ser afortunado: habita en el único edificio que tiene electricidad en todo el barrio pero tiene una vida de mierda porque no soporta a los seres cercanos, a los mosquitos, a su jefe, o se la pasa teniendo miedo de que se la corten (la luz, gente).
 
En fin, dejemos el peso de la vida a las almohadas del invierno por venir (o del verano, modestamente, este boletín se lee en diversas latitudes). En cualquier parte es época de intercambiar augurios dichosos. De desearse felicidades duraderas, de buena calidad.

 

El saludo ganador de este año es…. Tarán, tarán… ¡el de mi tíaaa Lolaaa!

 

“¡¡Que la felicidad te chorree todo el año!!”

 

 
Hasta la próxima!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




Comentarios de este boletín: (click acá para comentar)


Escriba las dos palabras que ve en la imagen:

Le dijo: el jueves 2 de enero de 2014 a las 20:44
Por suerte tuve (y tengo) la mejor maestra en el arte de Conquistar la felicidad, a la que consulto asiduamente para no perderle el rastro. Copn respecto a las fiestas concuerdo en todo contigo Aurelio!! Hay que hacer lo que se tiene ganas y pasarlo bien, pero OjO! TODO EL AÑO!!
AURELIO FERNANDEZ MONTES dijo: el martes 31 de diciembre de 2013 a las 10:41
BUENO YO ERRADIQUE TODO LOS ADORNOS DE NAVIDAD DESDE HACE DOS AÑOS DE MI CASA, SE HA VUELTO UNA FESTIVIDAD DONDE LOS REGALOS, Y LOS CENTROS COMERCIALES SE HAN VUELTO IMPORTANTES, NO IMPORTA SIQUIERA PARA LOS QUE SON CATOLICOS O CRISTIANOS LA FESITIVIDAD RELIGIOSA, NORMALMENTE SE CENTRA EN LOS REGALOS COSTOSOS Y NO EN COMPARTIR LA CENA DE NAVIDAD Y DISFRUTAR DE LA COMPAÑIA DE FAMILIA Y AMIGOS. YO SALI A COMER UNA HAMBURGUESA ME TOME UN PAR DE CERVEZAS Y A DORMIR TEMPRANO, VES LA GENTE AFANADA EN LOS CENTROS COMERCIALES COMO SI EL MUNDO SE FUESE A ACABAR IGUAL PASA PARA EL FIN DE AÑO. QUE HAY COMPRAR ROPA NUEVA, QUE HAY COMER UVAS PURA MIERDA NO ES OTRA COSA.
Nombre AURELIO FERNANDEZ MONTES dijo: el viernes 27 de diciembre de 2013 a las 12:13
Comentario SE HA VUELTO RECURRENTE LA FALSA FELICIDAD DE LA NAVIDAD Y DE LAS FIESTAS DE FIN DE AÑO, QUE SE BASA EN COMPRAR EN LOS CENTROS COMERCIALES REGALOS QUE NADIE QUIERE O NECESITA, Y REUNIRSE CON FAMILIARES Y AMIGOS QUE DURANTE EL AÑO NO NOS LLEVAMOS BIEN Y QUE POR SER LA FECHAS FORZOSAMENTE SE JUNTAN A COMPARTIR UNA FALSA FELICIDAD, AUGUROS DE FELICIADAD Y PROSPERIDAD, LLENOS TOTALMENTE DE HIPOCRESIA.

DESDE HACE DOS AÑOS CON ESTE HE DESTERRADO LA NAVIDAD DE MI VIVIR, NI LE DOY FELIZ NAVIDAD, NI REGALOS NI ANCHETAS, NO HAY ADORNOS, EL ARBOL Y TODOS LOS ADORNOS RELACIONADOS FUERON DONADOS A AMIGOS Y TERCEROS, NO COMPRO NINGUN REGALO Y EL 24 ME VOY A UN RESTAURANTE SOLO O CON COMPAÑIA SI HAY ALGUIEN QUE QUIEN HACERLO, EL FIN DE AÑO FUNCIONA IGUAL, ME ALCANZA EL PRESUPUESTO Y NO ME COMPLICO MI VIDA CON UNA FALSEDAD TOTAL QUE SE HA VUELTO LA NAVIDAD.

Anterior1Siguiente

mostrando comentarios 1 a 3 de un total de 3

 

Política de privacidad: las direcciones de e-mail obtenidas a partir de una consulta por la Web o de la suscripción de nuestro Newsletter no serán jamás comercializadas ni cedidas bajo ningún concepto.

El material publicado tiene el propósito de brindar información sin que ello implique responsabilidad sobre la misma. La lectura del sitio no constituye consejo profesional ni crea relación alguna de asistencia. Quien accede a recibir voluntariamente este Newsletter acepta que toda la información del mismo, errores u omisiones en los que pueda incurrir no podrán ser utilizados como base de ningún reclamo, demanda o causa de acción legal.

Si Ud. desea publicar alguno de estos artículos, por favor solicitar autorización.

Listado de boletines:
- Tomar pastillas
- Madres suficientemente malas
- El infierno de las citas
- La crítica
- El rencor
- El miedo
- Cambiar
- La culpa se elabora
- Decir la verdad
- Contracuento
- Lo que se echó a perder
- Soltar
- Adicciones
- Tips para Comenzar
- La Felicidad
- Sabiduría
- Injusticias
- Amistad
- Autoestima
- Saber hacer
- Paciencia
- Volver a empezar
- Carnaval
- Felicidades
- Cuidados Sospechosos
- Identidad Sexual
- Comprar todo hecho
- Los Niños
- Nuevas Enfermedades
- Complejo de Evita
- Cómo quedarse sola(o) para siempre
- Celos, lloros y samaritanismos
- Futurológicas
- Balance
- La Neura
- Por qué? Por qué?
- Mandato o elección??
- Sobre el dolor
- Instantaneidad
- Querés cambiarlo?
- Conocer Gentes
- El Peso
- Cultivar el Ocio
- Gozadumbres
- Estar en Barbecho
- El Bajón
- Bajá un cambio
- Maldita Tecnología II
- Maldita Tecnología
- El amor según Holliwood
- El Silencio
- Cansa estar alerta
- Cómo manejar el dinero
- Fondo duro, trato amable
- La Alimentación
- Cuidar el cuerpo
- 4 cosas para el buen vivir
- Las Lolas
- Los Celos
- Incertidumbres
- La curiosidad
- Lo femenino
- Origen del sufrir
- El Stress
- Vivir Disociadas
- En qué invertir?
- Fin de Año
- Envejecer?
- La Fruncida
- Si te gusta, cuidalo
- Elegir un tipo particular
- Padres que envejecen
- Cuando él se aleja
- Me siento mal
- A quiénes me dirijo

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Ubicación:
Coronel Díaz y Cerviño (C.A.B.A.)
inicio | quién soy | artículos | el libro | boletín | literatura | redes profesionales | contacto

.:: Diseño web: Zaikoms