El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Newsletters de psicología

Para suscribirte al boletin Mujer&Psicología de manera gratuita hacé click acá y completá tus datos.

 

ISSN 1853-2926

La Felicidad
Publicado el martes 30 de diciembre de 2014 a las 22:02

 

 

 

Sugiero fuertemente hacer clic aquí →  http://tinyurl.com/pkggpq6 y leer este boletín con esa música de fondo.

Queridas, queridos: otro año que finaliza del calendario gregoriano, porque los mayas ya acabaron en el 2012 y que no jodan más; otros cambian de temporada en septiembre y algunos nuevos conteos nos dirán que nada es verdad. Que el hombre no fue a la luna y que los Ingalls no existen.

Guste o no, el fin de año da para hacer y decir sarta de creaciones. Hasta los que se ofuscan en contra  (como un comentarista del año pasado que pueden leer en la sección correspondiente, que odia rotundamente estas fiestas), sospecho que si enojan tanto algo  producen, nadie se anda oponiendo ni sale a gritar en contra del ramito de perejil ni la baldosa de la vereda…  para bien o para mal los tsunamis mentales y emocionales nos rodean y emergen en estas magnas fechas.

Casi sin excepciones las gentes se esmeran en repartir augurios de buena leche, en repartir felicidades a boca de jarro, desearle a los demás algo difícil de conseguir para sí mismos, esa sí que es generosidad.

¿Qué será eso de la felicidad?, quizás el único producto tan buscado  como resbaladizo de la historia de la humanidad. Aparentemente, desde que el mundo es mundo ocupa la mente de los principales filósofos que todavía podemos leer hoy.

Nadie puede asegurar que exista receta alguna, pero, como dije muchos trataron de encontrarle la vuelta y nos dejaron algunas miguitas en el bosque para seguir el sendero. Otros, algunas piedras, monumentos e incluso parroquias. No está de más refrescar  memorias ancestrales y atragantarse de turrón y buenos propósitos.

Completamente arbitraria, como regalo de fin de año que no se puede cambiar en el chopin quiero compartir dos, un cuentito hindú y las reglas de Paracelso.

El Señor Vishnu estaba tan harto de las continuas peticiones de su devoto que un día se apareció a él y le dijo: “He decidido concederte las tres cosas que desees pedirme. Después no volveré a concederte nada más.”

Lleno de gozo, el devoto hizo su primera petición sin pensárselo dos veces. Pidió que muriera su mujer para poder casarse con una mejor. Y su petición fue inmediatamente atendida.

Pero cuando sus amigos y parientes se reunieron para el funeral y comenzaron a recordar las buenas cualidades de su difunta esposa,[lo bien que cocinaba, lo ahorrativa que era y cómo cantaba, por ejemplo] el devoto cayó en la cuenta de que había sido un tanto precipitado. Ahora reconocía que había sido absolutamente ciego a las virtudes de su mujer. ¿Acaso era fácil encontrar otra mujer tan buena como ella?

De manera que pidió al Señor que la volviera a la vida. Con lo cual sólo le quedaba una petición que hacer. Y estaba decidido a no cometer un nuevo error, porque esta vez no tenía posibilidad de enmendarlo. Y se puso a pedir consejo a los demás. Algunos de sus amigos le aconsejaron que pidiera la inmortalidad. Pero, ¿de qué servía la inmortalidad –le dijeron otros– si no tenía salud? ¿Y de qué servía la salud si no tenía dinero? ¿Y de qué servía el dinero si no tenía amigos?

Pasaban los años y no podía determinar qué era lo que debía pedir: ¿vida, salud, riquezas, poder, amor…? Al fin suplicó al Señor: “Por favor, aconséjame lo que debo pedir.”

El Señor se rió al ver los apuros del pobre hombre y le dijo: “Pide ser capaz de contentarte con todo lo que la vida te ofrezca, sea lo que sea.

Os dejo meditando. Habría que leer el cuentito antes del desayuno todos los días, quizás.

Y a continuación, amigas, amigos las siete reglas de oro de Paracelso, versión ajironada (una mezcla de aggiorno y pedazos).


1º Lo primero es mejorar la salud.  Respirar hondo con la mayor frecuencia posible. Es importante no olvidarse de respirar, creo, incluso hay cursos lujosos que enseñan a hacerlo.

Tomar dos litros de agua, (¡juro que dice eso!, no inventamos nada, Cormiyot)  comer muchas frutas; masticar  los  alimentos  del  modo más perfecto posible, evitar el  alcohol, el tabaco y las medicinas, a menos que estuvieras por alguna causa grave sometido a un tratamiento. Bañarte diariamente es  un  hábito  que  debes  a tu propia dignidad. (Me encantó).

Desterrar absolutamente de tu ánimo, por más motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, aburrimiento, tristeza, venganza y pobreza. (¿Una higiene emocional?)
Huir  como  de  la  peste  de  toda  ocasión  de tratar a personas chismosas, viciosas,  vagas , tontas o vulgares . (Tampoco inventó nada el de la toxicidad de la gente).

 

3º Haz todo el bien posible. Auxilia a todo desgraciado siempre que puedas, pero jamás tengas debilidades por nadie, ni te lo lleves inmediatamente a vivir a tu casa.  Cuida tu energía y huye del sentimentalismo. (Culpa, manipulaciones, etc.)

4º Hay que olvidar las ofensas, más: esfuérzate en pensar bien de tu mayor enemigo.

5º Debes recogerte todos los días en donde nadie pueda turbarte, siquiera por media hora, sentarte lo más cómodamente posible con los ojos medio entornados y no pensar en nada. Da mucha energía  y, en este estado, suelen aparecer ideas luminosas. (Textual).

 

6º Debes guardar absoluto silencio de todos tus asuntos personales. Aún de tus más íntimos, todo cuanto pienses, oigas, sepas, aprendas, sospeches o descubras. Por largo tiempo debes ser como casa tapiada o jardín sellado. Es regla de suma importancia. (Lo  dije… hace muchos boletines).

7º Jamás temas a los hombres (ni a las mujeres) ni te inspire sobresalto el día de mañana.  El único enemigo a quien debes  temer es a  ti mismo.  El miedo y desconfianza en el futuro terminan pariendo a los  fracasos.
 

Un capo, sigue con un par de referencias a  favor de sus dichos (pueden guglearlo), obvio que quien consiga practicar alguno de estos consejos podría sentir gran bienestar, será cuestión de probar.

Claro, que si le damos bola al cuentito indio, deberíamos aceptar tooodo tal cual es, incluso y especialmente a nosotros mismos. Con panza, no llegando ni en pedo a los dos litros de agua  y ni esperanzas de no caer en la compulsión de poner la vida en una vidriera. Preñados de defectos y así todo queribles, paradojas de la felicidad.

Hasta el año que viene! Y, como prometí abajo están los links de los otros fines de año. Insisto con el saludo de mi tía Lola “Que la felicidad te chorree todo el año!

 

http://tinyurl.com/brwkuar

http://tinyurl.com/pt3rcqc

http://tinyurl.com/c425xrb

http://tinyurl.com/l69bxnx





Comentarios de este boletín: (click acá para comentar)


Escriba las dos palabras que ve en la imagen:

Lelé dijo: el miercoles 31 de diciembre de 2014 a las 16:38
No sé si se pueden hacer comentarios personales en este espacio pero…
En esta época de balances quiero que sepas que mirando para atrás me siento una privilegiada por haberme criado con toda la sabiduría y el humor que transmitís en lo que escribís, cocinás, plantás o tocás. Y mirando para adelante lo único que deseo es poder hacer lo mismo con tu nieto que viene en camino.
Te quiero mucho.

Anterior1Siguiente

mostrando comentarios 1 a 1 de un total de 1

 

Política de privacidad: las direcciones de e-mail obtenidas a partir de una consulta por la Web o de la suscripción de nuestro Newsletter no serán jamás comercializadas ni cedidas bajo ningún concepto.

El material publicado tiene el propósito de brindar información sin que ello implique responsabilidad sobre la misma. La lectura del sitio no constituye consejo profesional ni crea relación alguna de asistencia. Quien accede a recibir voluntariamente este Newsletter acepta que toda la información del mismo, errores u omisiones en los que pueda incurrir no podrán ser utilizados como base de ningún reclamo, demanda o causa de acción legal.

Si Ud. desea publicar alguno de estos artículos, por favor solicitar autorización.

Listado de boletines:
- Tomar pastillas
- Madres suficientemente malas
- El infierno de las citas
- La crítica
- El rencor
- El miedo
- Cambiar
- La culpa se elabora
- Decir la verdad
- Contracuento
- Lo que se echó a perder
- Soltar
- Adicciones
- Tips para Comenzar
- La Felicidad
- Sabiduría
- Injusticias
- Amistad
- Autoestima
- Saber hacer
- Paciencia
- Volver a empezar
- Carnaval
- Felicidades
- Cuidados Sospechosos
- Identidad Sexual
- Comprar todo hecho
- Los Niños
- Nuevas Enfermedades
- Complejo de Evita
- Cómo quedarse sola(o) para siempre
- Celos, lloros y samaritanismos
- Futurológicas
- Balance
- La Neura
- Por qué? Por qué?
- Mandato o elección??
- Sobre el dolor
- Instantaneidad
- Querés cambiarlo?
- Conocer Gentes
- El Peso
- Cultivar el Ocio
- Gozadumbres
- Estar en Barbecho
- El Bajón
- Bajá un cambio
- Maldita Tecnología II
- Maldita Tecnología
- El amor según Holliwood
- El Silencio
- Cansa estar alerta
- Cómo manejar el dinero
- Fondo duro, trato amable
- La Alimentación
- Cuidar el cuerpo
- 4 cosas para el buen vivir
- Las Lolas
- Los Celos
- Incertidumbres
- La curiosidad
- Lo femenino
- Origen del sufrir
- El Stress
- Vivir Disociadas
- En qué invertir?
- Fin de Año
- Envejecer?
- La Fruncida
- Si te gusta, cuidalo
- Elegir un tipo particular
- Padres que envejecen
- Cuando él se aleja
- Me siento mal
- A quiénes me dirijo

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Ubicación:
Coronel Díaz y Cerviño (C.A.B.A.)
inicio | quién soy | artículos | el libro | boletín | literatura | redes profesionales | contacto

.:: Diseño web: Zaikoms