El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Newsletters de psicología

Para suscribirte al boletin Mujer&Psicología de manera gratuita hacé click acá y completá tus datos.

 

ISSN 1853-2926

Soltar
Publicado el martes 26 de mayo de 2015 a las 08:40

 

 

Cuentan que un astuto cazador  inventó una trampa para capturar monos. Colocaba una cereza en el interior de un frasco y lo dejaba entre los árboles. Cuando el  bicho  metía la mano, atraído por la fruta, se daba cuenta que no podía sacar el puño, pero no soltaba. No se movía, ni se escapaba.

 

La historia puede ser falsa, una cereza en la selva…

Igual, apliquemos la idea, se supone que el animalito perdía su libertad for ever  por un comestible o algo brillante. Seguramente, no se pegaría un metejón con un alacrán, un cascote o algo podrido.

En cambio los seres humanos y humanas, lo más top de las especies,  a veces,   no sueltan cosas ostensiblemente malas”.

Extraño, ¿verdad?

Como lo de “personas tóxicas”. ¿Quién  obliga a nadie a oler amoníaco?  Más que andar detectando defectuosos y gente escabrosa, cabe preguntar: qué cuernos, adentro de una persona, pica el anzuelo del desamor, la grosería, la indiferencia. Arrimarse, como las moscas a los desperdicios,  a circunstancias jodidas. Prestar plata, corazón o vida a lo primero que pasa. http://tinyurl.com/leajf5q

Cuando era chica,  el siglo pasado, un vecino  maltrataba a su mujer con palabras muuuy desagradables. Recuerdo a un visitante decirle antes de retirarse, “Se ve que a usted le gusta la mierda, don Domínguez”.

 

Volviendo a nuestro tema del día. ¿Por qué  cuesta tanto soltar?

Aún si es “bueno” y hacéis la del mono y la cereza. Lo malo, amigas, amigos es aferrarse.

Es una ilusión que se pueda “agarrar” algo, como decimos en Argentina. En otros países se dice tomar, coger, lo que  le da un toque de fugaz, disimula (poco) el afán de posesión, de retener. Como las infinitas fotos atrapadas en el “para siempre”, manía posmoderna parecida a la de  eternizar el té del Sombrerero  de Alicia. Locura. 

La creencia de que podemos “tener” cualquier cosa es más dañina que la pérdida. Repito: la creencia de que algo/alguien es propio causa más dolor que la ausencia real que, en todo caso,  puede llorarse.

 

Soltar sostiene la libertad de sentir-se y vivir. Sin planes futuros, sin adornos. Con el tujes fruncido. Que sea lo que la Conmebol quiera.

Cosas para soltar: (cada quien puede hacer su lista)

El miedo: a la gente, los perros, la oscuridad, la economía; a perder lo que hay, a sentir.

El rencor: los demás, los otros, esos malos me hicieron esto o aquello; la injusticia del destino.

La culpa: imposible  arreglar lo que pasó, pero sí se puede pisarlo, saltarlo como la rayuela. Ya fue.

Todo lo que se usó y sirvió ayerrrr!!: la ropa, las estrategias, los dichos, los tenedores viejos. Las cartas. Los recuerdos. Los sacos con pelotitas. La gente que te hace pelota.

 

Sin embargo, amigas, amigos lo más difícil de soltar es la idea que uno tiene sobre sí mismo/a. Aaahhh!!  No me toques eso Silvita!

Esas devociones a los patronos personales a los que se le reza todos los santos días con frases que empiezan con “nunca” o “siempre”.

-Creer que uno frecuenta  situaciones, como un repetidor en el colegio, o la comida con ajo.

-Croar como una rana: Por mi culpa, por mi culpa.

-La imagen de sí mismo de radiador: “se me pegan todos los bichos”.

-La idea de que se hizo/hace por los otros y no existe reciprocidad. La gente es mala y no devuelve de igual manera.

-La convicción de que la frustración  obliga a abandonar cosas que “hubieran sido buenas”.  Una especie de hipersensibilidad ajena a este mundo.

-Nunca terminar  nada. Mentira. Aprender a leer o a caminar son tareas imposibles… sólo que olvidamos cuánto costó. Seríamos  analfabetos, no me sale la “a”, seño,  esto de leer no es para mí.

-Los “Yo  Soy”: torpe, ansiosa, compulsiva, esto y lo otro.

 

Tooodo lo anterior es basura mental, monumentos para seguir con la pereza y la queja hasta que la muerte los separe del sagrado arquetipo, inmutable cual signo zodiacal.  El mono top mete la mano en un frasco vacío, aprieta el puño y no puede escapar.

Argumentos básicos existenciales, le decíamos con una amiga a esa especie de cuentito que cada quien tiene sobre sí mismo y no lo quiere largar ni por puta, aunque lo lleve por el camino de la miseria y la desolación. Que da identidad, seguro. Pero una identidad falsa, negativa, chota. Despechada de sí.

Una pseudoidentidad que protege de preguntarse hondo ¿quién soy?; ¿qué quiero? Y aguantar la nada nixman, (gracias Laura por la frase) hasta que aparezca algo tibio y temblón.

 

Abrir las manos con todas las articulaciones y soltar los remos.

Juro que soltar también es recibir. 

Continuará…

¡Hasta la próxima!

 

 

 

 

 





Comentarios de este boletín: (click acá para comentar)


Escriba las dos palabras que ve en la imagen:

Silvia Fantozzi dijo: el lunes 22 de junio de 2015 a las 19:28
Gracias por tus palabras. Coincido en que vale la pena soltar los remos, y va viento en popa la continuación. Gracias de nuevo
Nombre dijo: el sabado 20 de junio de 2015 a las 14:59
Bueno, la piel de cada uno esta curtida de intentos de saltar culpas y abandonar los miedos. Pero quizás esta mal hecho . así se golpean mil y mil veces... Cada cual tarda muuuucho en liberarse de los remos.. Pero vale la pena el intento.
Espero la continuación.
Gracias

Anterior1Siguiente

mostrando comentarios 1 a 2 de un total de 2

 

Política de privacidad: las direcciones de e-mail obtenidas a partir de una consulta por la Web o de la suscripción de nuestro Newsletter no serán jamás comercializadas ni cedidas bajo ningún concepto.

El material publicado tiene el propósito de brindar información sin que ello implique responsabilidad sobre la misma. La lectura del sitio no constituye consejo profesional ni crea relación alguna de asistencia. Quien accede a recibir voluntariamente este Newsletter acepta que toda la información del mismo, errores u omisiones en los que pueda incurrir no podrán ser utilizados como base de ningún reclamo, demanda o causa de acción legal.

Si Ud. desea publicar alguno de estos artículos, por favor solicitar autorización.

Listado de boletines:
- Tomar pastillas
- Madres suficientemente malas
- El infierno de las citas
- La crítica
- El rencor
- El miedo
- Cambiar
- La culpa se elabora
- Decir la verdad
- Contracuento
- Lo que se echó a perder
- Soltar
- Adicciones
- Tips para Comenzar
- La Felicidad
- Sabiduría
- Injusticias
- Amistad
- Autoestima
- Saber hacer
- Paciencia
- Volver a empezar
- Carnaval
- Felicidades
- Cuidados Sospechosos
- Identidad Sexual
- Comprar todo hecho
- Los Niños
- Nuevas Enfermedades
- Complejo de Evita
- Cómo quedarse sola(o) para siempre
- Celos, lloros y samaritanismos
- Futurológicas
- Balance
- La Neura
- Por qué? Por qué?
- Mandato o elección??
- Sobre el dolor
- Instantaneidad
- Querés cambiarlo?
- Conocer Gentes
- El Peso
- Cultivar el Ocio
- Gozadumbres
- Estar en Barbecho
- El Bajón
- Bajá un cambio
- Maldita Tecnología II
- Maldita Tecnología
- El amor según Holliwood
- El Silencio
- Cansa estar alerta
- Cómo manejar el dinero
- Fondo duro, trato amable
- La Alimentación
- Cuidar el cuerpo
- 4 cosas para el buen vivir
- Las Lolas
- Los Celos
- Incertidumbres
- La curiosidad
- Lo femenino
- Origen del sufrir
- El Stress
- Vivir Disociadas
- En qué invertir?
- Fin de Año
- Envejecer?
- La Fruncida
- Si te gusta, cuidalo
- Elegir un tipo particular
- Padres que envejecen
- Cuando él se aleja
- Me siento mal
- A quiénes me dirijo

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Ubicación:
Coronel Díaz y Cerviño (C.A.B.A.)
inicio | quién soy | artículos | el libro | boletín | literatura | redes profesionales | contacto

.:: Diseño web: Zaikoms