El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Newsletters de psicología

Para suscribirte al boletin Mujer&Psicología de manera gratuita hacé click acá y completá tus datos.

 

ISSN 1853-2926

En qué invertir?
Publicado el lunes 18 de julio de 2011 a las 16:29

Invertir

Esta palabra, como muchas de nuestro maravilloso idioma, quiere decir  diferentes cosas.
Por un lado significa alterar el orden, trastocar. Colocar en una disposición inversa las palabras, la sexualidad (dicen los diccionarios moralistas), los grados.
Por otro, emplear el dinero, gastar, o usarlo para incrementar, hacer crecer,  desarrollar medios u obtener beneficios.

Forzando una reunión feliz de estas dos ideas, podría decir que en muchas ocasiones colocar el dinero, la energía, el tiempo, el interés, la libido (psicoanálisis dixit) para obtener beneficios necesita ciertas alteraciones del orden.
Si algo no está dando "ganancias" o gratificaciones ¿se debe alterar la forma o el orden de prioridades?

Aunque no todo es ganancia visible, existen ganancias intangibles que se perciben a muy largo plazo y de una manera poco clara.
Lo que se invierte no tiene por qué manifestarse como ganancia, como los ferrocarriles, la crianza de los niños  o una consulta terapéutica. En estos casos no se ven los resultados de inmediato, quizás nunca, porque la salud es silenciosa y el buen funcionamiento también. Una no se percata cada mañana que hay agua corriente o electricidad para luego decidir que las cosas andan bien. Ni se dice todos los días: "¡Qué suerte, mi hijo no es chorro!"
 
¿En qué invertimos? En una relación, en el cuidado de los que dependen, en cosmética, ollas, implantes de diversa índole etc., etc. Como decía Herodoto de los  gobiernos hace 2000 y pico de años  en GRANDES OBRAS "en salud y educación" diríamos hoy, o en GUERRAS, quejas y querellas. Muchas personas gastan demasiado en enojos, dilapidan, derrochan estrepitosamente todo su caudal en reproches a los demás y a sí mismas. Si pusieran la misma energía en practicar un deporte irían a las olimpiadas, fuera de joda, dedicar el gasto de la queja a cualquier actividad puede convertir a las penantes en virtuosas artistas o grandes científicas.
A veces, hay cuentas que no cierran.
¿Por qué invertir en algo que se sabe, dejará con el bolsillo vacío y para colmo roto? 

Otras preguntas: ¿Invertir para perder o para crecer?
¿En el pasado?, repitiendo viejas historias familiares o experiencias poco agradables; ¿o en el futuro?, proyectos que dan chucho pero representan deseos y aspiraciones personales; ¿en personas tóxicas? (como llamaba Freud a fines de 1800 a las que tenían una vida sexual insatisfactoria) ¿o en gente que estimula y obliga a superarse?
También se apuesta tiempo y esfuerzo en consolidar lo que se consiguió y en cuidarlo.

En ocasiones, poner interés, libido, entusiasmo, etc. en sí misma (ese sería un sentido: poner guita, bah) en una especie de "me voy a ocupar de mí" del tipo declaraciones a la prensa como si hacer pelotudeces o dedicarse por un tiempo a otros no fuera también ocuparse de diferentes  zonas de sí misma.
Es toda una tarea, en el otro sentido, invertirdescentrar, alterar la lectura que se venía haciendo, dejar de hacer o empezar a hacer otra cosa, cambiar. Cambiar el rumbo, los pensamientos y sentimientos que llevaron a una situación. Invertir  los haceres, la forma de pensar. Y todas esas mañas que ya se sabe a dónde conducen.
No es mala inversión.

 
Colaboración del mes de los novios:
 
Mi paso por lo de Silvia
Es lindo recordar cosas buenas....
Hace un tiempo no andaba muy bien, me habían pasado el teléfono de ' una psicóloga muy buena " para que fuese a consultar. Siempre entre una cosa y otra se pasaban los días y quedaba para más adelante, total uno casi siempre está bien y puede seguir.....hasta que no.
Como varias veces le dije a Silvia, "me siento una mujer rara, qué mujer no desborda de alegría cuando su novio le propone casamiento??? " YO!!! jajaja. A pesar de que hacía un tiempo vivíamos juntos y estábamos bien, me agarró un miedo grande, grande. No me sentía cómoda con la idea, aunque de todos modos acepté la propuesta....pero a futuro.
Con toda la revolución que eso me generó, decidí que ahora sí necesitaba charlar un poco con alguien de algunas cosas. Y así llegué a Cnel. Díaz casi Beruti. Al principio fue raro, porque no sabía muy bien qué me llevaba ahí, pero de a poco y con esfuerzo fuimos buscando. El miedo al casamiento terminó siendo una cosita entre tantas.
Siento que me conocí un poco más. Hubo cosas que hasta entonces no me había preguntado, otras que me dejé de preguntar y algunas que me sirvieron para seguir.
Recuerdo que una vez me enojé, porque ella me dijo algo que no me gustó, me molestó, me jodió....de todo un poco. Me fui esa tarde pensando en que estaba todo mal y me propuse decírselo en nuestro próximo encuentro. Y así fue. Al principio creí que le había molestado mi enojo. Pero luego me dijo algunas cosas que me aliviaron el alma....me contó que aunque le había costado que yo pudiera confiar y abrirme, lo estábamos logrando (mientras cuento esto se me hace nudito en la panza). Me sentí bien, porque entonces no era al pedo lo que estábamos haciendo!.
Así seguimos durante un tiempo, me sentía muy protegida en ese lugar. Yo tenía a mi familia lejos y estaba viviendo en una ciudad que no era la mía de origen, así que se me hacía cuesta arriba por momentos. Pero esta mujer me acompañó mucho, me escucho, me ayudó a ver en perspectiva y a perder algunos miedos. Siempre tenía una frase, una anécdota o un pasaje de algún libro para compartir conmigo....eso era genial, como cuando mi abuela me contaba un cuento antes de dormir....se sentía lindo.
Ya hace un tiempo que no vivo más en Bs. As. y a decir verdad, la extraño. Aún a la distancia, tuve momentos feeeooos y lo primero que pensaba era en escribirle, ya eso me daba calma. Y SIEMPRE tenía una respuesta, eso no se olvida.
Mi paso por lo de Silvia fue muy fuerte, rico y cálido. Aún siento que tengo mi lugar ahí, me cuesta despegar....pero no importa....porque sentir eso me abriga.
 pd: entre tantas cosas, perdí un poco el miedo escénico, me caso con el mismo novio de la propuesta, el 06 de Marzo....
 Besos!
 Mica





Comentarios de este boletín: (click acá para comentar)


Escriba las dos palabras que ve en la imagen:

Nadie ha comentado aún este artículo

 

Política de privacidad: las direcciones de e-mail obtenidas a partir de una consulta por la Web o de la suscripción de nuestro Newsletter no serán jamás comercializadas ni cedidas bajo ningún concepto.

El material publicado tiene el propósito de brindar información sin que ello implique responsabilidad sobre la misma. La lectura del sitio no constituye consejo profesional ni crea relación alguna de asistencia. Quien accede a recibir voluntariamente este Newsletter acepta que toda la información del mismo, errores u omisiones en los que pueda incurrir no podrán ser utilizados como base de ningún reclamo, demanda o causa de acción legal.

Si Ud. desea publicar alguno de estos artículos, por favor solicitar autorización.

Listado de boletines:
- Tomar pastillas
- Madres suficientemente malas
- El infierno de las citas
- La crítica
- El rencor
- El miedo
- Cambiar
- La culpa se elabora
- Decir la verdad
- Contracuento
- Lo que se echó a perder
- Soltar
- Adicciones
- Tips para Comenzar
- La Felicidad
- Sabiduría
- Injusticias
- Amistad
- Autoestima
- Saber hacer
- Paciencia
- Volver a empezar
- Carnaval
- Felicidades
- Cuidados Sospechosos
- Identidad Sexual
- Comprar todo hecho
- Los Niños
- Nuevas Enfermedades
- Complejo de Evita
- Cómo quedarse sola(o) para siempre
- Celos, lloros y samaritanismos
- Futurológicas
- Balance
- La Neura
- Por qué? Por qué?
- Mandato o elección??
- Sobre el dolor
- Instantaneidad
- Querés cambiarlo?
- Conocer Gentes
- El Peso
- Cultivar el Ocio
- Gozadumbres
- Estar en Barbecho
- El Bajón
- Bajá un cambio
- Maldita Tecnología II
- Maldita Tecnología
- El amor según Holliwood
- El Silencio
- Cansa estar alerta
- Cómo manejar el dinero
- Fondo duro, trato amable
- La Alimentación
- Cuidar el cuerpo
- 4 cosas para el buen vivir
- Las Lolas
- Los Celos
- Incertidumbres
- La curiosidad
- Lo femenino
- Origen del sufrir
- El Stress
- Vivir Disociadas
- En qué invertir?
- Fin de Año
- Envejecer?
- La Fruncida
- Si te gusta, cuidalo
- Elegir un tipo particular
- Padres que envejecen
- Cuando él se aleja
- Me siento mal
- A quiénes me dirijo

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Ubicación:
Coronel Díaz y Cerviño (C.A.B.A.)
inicio | quién soy | artículos | el libro | boletín | literatura | redes profesionales | contacto

.:: Diseño web: Zaikoms